domingo, 8 de noviembre de 2020

Pese a que el arquero Rui Patricio los mantuvo

Pese a que el arquero Rui Patricio los mantuvo con vida hasta el minuto 90, la ofensiva del Wolverhampton encabezada por Raúl Jiménez no tuvo su mejor día, y salió en blanco de la cancha del Leicester City, que se impuso por la mínima diferencia en el duelo de la Jornada ocho de la Premier League. Una pena máxima fue suficiente para que el cuadro dirigido por Brendan Rogers se llevara los tres puntos y asaltara, la primera posición de la competencia con 18 unidades y gracias a los últimos tres triunfos de manera consecutiva que ha sacado. Al minuto 15 Jamie Vardy fue el encargado de hacer válido el pénalti. Ese tanto le valió su octavo gol al delantero inglés con el que empató en lo más alto del goleo individual al atacante inglés del Everton, Dominic Calvert-Lewin. Al minuto 39, Vardy tuvo la oportunidad, otra vez desde los 11 pasos, de incrementar la ventaja, pero esta ocasión Rui Patricio evitó, con una gran atajada, que aumentaran la diferencia en el marcador. Al ataque los Wolves mostraron poco. Solo siete disparos y dos de ellos al arco. El más peligroso de Rubén Neves ya cuando el partido estaba entrando en la recta final. Ahí Kasper Schmeichel se convirtió en protagonista para evitar que su portería cayera y que el electrónico se igualara.